Tocante a Los Dones

58 

Full text

(1)
(2)

T"cante

absDones

Bpiritunles

Por

Kenneth

E.

Hagin

Primera Edición Primera Imprenta 1990

ISBN 0-89276-187-3

English

Title:

Concerning Spiritual Gifts

En los Estados Unidos escriba a:

Kenneth Hagin Ministries P.O. Box 50126

Tulsa,

OK

74150-0126

En el Canadá escriba a:

Kenneth Hagin Ministries P.O. Box 335

Islington (Toronto), Ontario Canada,

MgA

4XB

El Escudo de F'e (F aith Shield) es una marca registrada de RHEMA Bible Church

nxeKenneth Hagin Minietrios, Inc. Está registrada en la Dirección de Patentes de

(3)

Contenido

l)

I,ll llautismo del Espfritu-Santo

-

^

Una Experiencia Subsiguiente a la Salvación'

'

'

La

Promesa

y

Su CumPlimiento..

El

Espiritu Santo

-Una Siempre Presente Fuente de Poder

La

Evidencia de

la

Morada Interior del Espíritu Santo

¿Es necesario hablar en Lenguas?. .

¿,Qué propósito sirven las Lenguas?

¿,F)s bfblico el esperar con demora

para recibir el Espíritu Santo? (Parte 1).

t) íJ. ; 4. t1. 6. Lección

I

El

Bautismo

del

Espiritu

Santo

-1) t2

l6

20 24 29 I

I

Una Experiencia Subsiguiente

a

la

Salvaeión

Texto Bíblico:

Hechos 8:12-19

Verdad

Central:

Hay una experiencia que sigue a la salvación de ser

llenos del Espíritu Santo.

7. ( tt. 9. I0. I t. 12. I :1. 14. I l-¡. 16. t7. I ¡1.

¿1,)s blblico cl esperar con demora

i»rra recibir el F)splritu Santo? (Parte 2l

'

'

[)iez razones por las cuales todo creyente

deberla hablar en Lenguas (Parte 1)

l)iez razones por las cuales todo creyente

«lclrcrla hablar en Lenguas (Parte 2t.. . . .

l,)t l,)spfritu Santo en el interior.

Siete pasos para recibir el Espíritu Santo (Parte 1)' ' ' '

Siete pasos para recibir el Espíritu Santo (Parte 2l ' ' ' '

Los dones del Espíritu.

Fll don de

la

Palabra de Ciencia. . . .

El

don de

la

Palabra de Ciencia en eI Antiguo Testamento

El

don de la Palabra de Sabiduría (Parte

1)

' ' '

El

don de la Palabra de Sabiduría (Parte 2l

'

' ' '

El

don del Discernimiento del Espíritus.

El

don dc [¡e (Parte 1) . . . .

Fll don

fl¡

l,ir (l)arte 2l . . . .

Bl

d<¡n do lttttrrr milagros.

l,os

dt¡ncn

tlt'

s¡tlli«l¡¡tltls .

El

don

do

Prr¡lirlu I.ll don de Longttttn

Como un joven ministro de cierta

denominación se me había enseñado

que cuando una persona es salva,

ellatiene el Espíritu Santo

-

lo cual

es verdad

en cierto

sentido. Sin embargo, mi denominación enseñaba

que cuando uno es salvo, tiene úodo

el

Espíritu

Santo que es posible tenerse.

El

pasaje de escritura de abajo

me ayudó a ver que hay una

expe-riencia subsiguiente a la salvación

llamada el recibir el Espíritu Santo,

o el bautismo del Espíritu Santo.

Estos versículos muestran que

urññ

Io,

ildtu.,ó16u"

sallG

Iós.apóstoles go

parecÍanpryr

gg

tenifn-lodo el Espíritu Santo que es gosible tener.

El

Ministg¡lo {e' Felipe en Samaria

HECHOS 8:12,13

12 Pero cuando(crey_erorila Felipe, que

anunciaba el evangelio del reino de

Dios

y

el nombre de Jesucristo, se

baglizabgn hombres y mujg¡es.

13 También creyó Simón mismo, y

habiéndose bautizado, estaba siempre

con Felipe;

y

viendo laa señales y

grandes milagros que se haelan, estaba

atónito.

El

ministerio

de

Felipe

en

Samaria fué bendecido

abundante-rñffipo,

D-ios. M il gg.r-os po-5leroq os

fqgqo+ he*chos c-onstantg¡ge3te.

Muchos fueron

".E$l"

y

sa-nos, de

acuerdo co-! Hecfi,6l8f 8 : "P9 r.q u e

de

muchos

que

tenían espíritus

inmundos,

salían éstos

dqndo

grandes uoces; y muchos pqyglítjggs

y cojos e¡ary sayadg*s; asi gu9 haPía

gran

ggeen

aquella

@d."

L_gs- Samq{lanqs creyeron los

se.,ñ6ñes

* ¡@[i

eple Üiñi"o

3"

DiñGfel Noriur" aá-Joñs, vlueron

bautiZá-ilos en asuT:

-Pio

c'uando

CREYEROff|

i*éltpn,' q'ue

anun-ciaba el euan§elio del reino de Dios

y el

nombre

de

Jesucristo, se

b¡uflZT.a,qN

hombres y muieres"

(v. 12).

Jesús había dicho, ".

..

Id

por

todo el mundo y predicad el euange'

lio g toda criatura El que CREYDRE

y fuere BAUTIZADO sera saluo. .

."

itvt*"o.

16:15,16). EstotTamari-ianos hicieron las. dos

có"u.l"i"i*oq

i-ñ";";

burtüado".

¿[ffii";.

óelygs? ¡D-e ag!élflo co-4 Jesús lo

fue¡qn!

Sin

embargo ninguno de

ellos habla recibido el bautismo del

Esplritu Santo.

Hay una obra del Espfritu Santo

envuelta en el Nueuo Naeimiento, 34 38 43 48 52 55 58 63 67 71 75 80 84 89 94 99 103 2:1. 24. zlt.

(4)

poro ois obra no es llamada el recibir ol

l)rptritu

Santo (o el bautismo del

l)rptritu

Santo). Es llamada el ser

noiirto cle nueuo (o el recibir vida storna). La experiencia que sigue a

la ealvación es llamada el recibir el

Espíritu

Santo,

el

bautismo del

ttiplritu

Santo,

o

el ser llenos del

Esplritu Santo.

Srlrnos naci«l«x d(r nutrvo PqI la

i',,i,,1,.u-

dt'

ll¡rx.

ltrdr<¡ 1[-c9-oüe

*óruós-n[cidos "tto da simienle

cor-rtrp!iltlr, sitlo da irtc<trruptiltle, POR

LA

t'At,AltttA

DI') DIOS t¡rte ttiue

y p(' nrru t,(«' ¡n nt. si t' rtt prc"

(l

l)edro

tizQ

I'udf,f .Y Juan envir¡dr¡s

o Samariq

IIFICHOS 8:14'17

l4

Cuando los apóstoles que estaban

en

Jerusalén oyeron que §grngrig

habia recibiilo-!9. Palalra de. Dios'

envia¡on allá a Pedro Y a Juan;

15 los cuales, habiendo venido, oraron

por

ellos

Para que recibiesen el Espiritu Santo;

16 porque aún no trabía {SScenCrdo

sobie ninguno de ellos, sino que sola'

mente habían sido bgq!&gdos-g¡¡ 9l

nombre de Jesús.

1l

Entonces les i{qp"on[¡1n las manos'

y r_gg&g¡t el EsPíritu Santo'

Nuest¡o texto üce en el ve¡sículQ

catorce, "Cuando los aPóstoles que

estaian en Jerusalén oYefgn que samaria

HABIA EeUgtOO

l'¡

Pffi,BRA

DE

DIos.

. . " Esta es

prueba concluYente que esta gente

iué salva genuinamente' Los

aPós-boles reconocieron que cran..salvos'

porque deiPués

de

oir

las

cosas

mqr-ry!|lo.9,as que Dios había hecho

á iiái;iis'áer

ministóiio dé- Felipe,

enüarón u-P§g

i

g *g¡-ejuP9}-er

leC ¡geggs sob¡e lgs-nue¡o-s,

cor-Ñ"er--t¡4".ú*¡quer-e-cip-!-e¡gn-elEspíritu

Santo.

Ño nay ningún registro de que

alguno de aquellos en quien Pe{1o v

Juan impusieron las manos hubiera

dejado de recibir. La Bibtia simple'

mánte declara,

"Entonc3s .les imponian la.s.manos, Y recibíary el

Eipíritu

SanJo." (Hechos 8:17)' Pedro v Juan fueron enviado-s-a

S"*

;;:áii ü

f rópósi'to esPecíficb'

ffi;'u

ói"

p'"¡odiüor

fu,ie¡:

ó.ueqtu se encuentra en el versículo

quince: "l,t¡s cuales' habiend'o uenido'

ir*í"

por ellos Para que recibiesen el Espíritu Santo."

Los otros aPóstoles en Jerusalén

los enviaron a §-q¡g@a con este

pro-pósito especifiio. ¿Por qué tuvieron

que orar Para que aquellos

samari-tanos recibieran el Espíritu Santo?

¿Por qué no Pudo FeliPe haber orado

por ellos al igual?

Debemos recordar

que

todos tenemos nuestro lugar en eI PIan de

Dios. Debemos encontrar ese lugar

y

hacer

lo

que

Dios

quiere que -hugu-o".

Dios

tiene

ministerios

esp-eciales; El no nos llamó a todos

a ministrar de la misma forma, Y El

no nos dió a todos el mismo

minis-terio.

Felipe era

un

evangelista' Su

ministerio era el dirigir a muchos a

la

experiencia de

Ia

salvaciÓn en

Cristo Jesús. Pedro Y Juan, Por otra

parte, tenían el ministerio específico

de poner las manos sobre la gente

para recibir el EsPíritu Santo'

Simón el Mago

HECHOS 8:18,19

18 Cuando

vio

Simón que

por

la

imposición

de

las

manos

de

los

apóstoles se daba el Espiritu Santo, les

ofreció dinero,

19 diciendo: Dadme también a mí este

poder, para que cualquiera a quien yo

impusiere las manos reciba el Espíritu Santo.

Simón el mago ofreció dinero a Pedro y a Juan, diciendo, ". . . Dadtne

también a mí este poder, para que

cualquiera a quien yo impusiere las

tnanos reciba

el

Espíritu

Santo" (v. 19).

Algunos han pensado que Simón

trató de comprar el Espíritu Santo.

No es así.

El

trató

de comprar la

habilidad

de

imponer

las

manos sobre las personas y hacerles recibir el Espíritu Santo.

Pedro le contestó, ". . . TLt dinero perezca contigo, porque has pensada que el don de Dios se obtiene con

dinero" (v. 20).

Hay cuatro palabras griegas dife

rentes traducidas "don" en el Nuevo

Testamento. Esta palabra griega en

particular significa "un dote." Pedro

dijo que él y Juan estaban dotados,

o inuestidos, por el Espíritu Santo

para imponer las manos sobre las personas para recibir el bautismo del

Espíritu Santo.

¿Cómo sabemos que estos samari'

tanos realmentc hablaron en len'

guas? Algunos que no creen en las

lenguas

argumenLan

que

esta escritura

no

dicc nuda acerca de

hablar en lenguas.

No hay evidencia, sin embargo,

de que no hablaran en lenguas. De

hecho, los estudiantes de Historia de

la Iglesia saben que los Padres de la

Iglesia Primitiva están de acuerdo

en que sí que hablaron en lenguas en

Samaria. Y leemos en otro lugar en

el Nuevo Testamento que aquellos

que fueron llenos del Espiritu Santo

hablaron en lenguas.

También es evidente que estos

samaritanos habían hablado en

len-guas, porque "Cuando VIO Simón

que por la imposición de las rnanos

de los apóstoles se daba el Espíritu

Santo .. .

"

(v. 18).

De cierto, el Espíritu Santo no puede ser visto con el ojo fisico, por-que El es un Espíritu. Sin embargo

tenía que haber habido alguna clase

de señal física por

la

cuál Simón

supiera

que

habían

recibido

el

Espíritu

Santo. Tenía que haber habido algo que registrara en los

sen-tidos físicos de Simón para poder

decir que ellos habían recibido el

Espíritu Santo. Simón no recibió el

Espíritu Santo, pero pudo ver que

otros si lo habían recibido. ¿Cómo?

"Quizás fue porque Simón vió

que los samaritanos estaban llenos

de gozo," me dijo cierto ministro. Esto, sin embargo no podría ser Ia explicación, porque Simón ya había

visto

su

gozo.

El

versículo ocho

informa,

"...

había gran gozo en

aquellaciudnd. " Ellos ya tenian gozo

antes de que Pedro y Juan llegaran

a Jerusalén,

y

antes de recibir el

bautismo del Espíritu Santo.

¿Qué clase de señal, entonces,

haría que Simón supiera que es[a

gente había recibido

el

Uspfritu

Santo cuando Pedro

y

Juan

(5)

-I

impusioron las manos sobre ellos?

'fo«la ovidcncia indica que la señal

t¡utr futr manifestada fue el hablar en

lon¡¡ras. [isa era la sgñal que con-ven'

t:i(r u Simón de que habían recibido

cl lisplritu

Santo.

El

hablar en lenguas no es el

F)splritu Santo, y el Espíritu Santo

no es el hablar en lenguas

-

Pero

van de mano en mano. Es como la

lengua del zaPato. La lengua no es

el zapato, y el zaPato no es la lengua,

pero cada uno es una Parte

imPor-tante del otro.

Cuando alguien compra un

auto-móvil en Tejas, se le enbrega un

cer-bificado como evidencia de que él es

r:l dueño. El automóvil no es el cer-Lificado, ni el cerLificado es el

auto-móvil, pero no Podrás

ir

muY lejos t'on ar¡ttel auLomóvil si no tienes el ccrl,ifit:u«lo (o la cvidencia).

Si [icnt's lu plenibud del Espíritu

SunL<¡, <lcberlas t,ener

la

euidencia

(lus lenguus) a su lado.

l)aLe t:uenLu de que no haY la

rnonor sugerencia en Hechos 8 de

t¡ue Pedro y Juan les enseñaron a los

sunraritanos a esperar con demora

¡lor el EsPíritu Santo.

El enseñar a la gente a esperar

¡xrr la plenitud del Espíritu Santo, el

cuul ya ha sido dado como un don grobuibo, sólo produce duda e

indeci-sión.

Iloward

Carber, quien

era

el

stt¡lorvisor ¡¡cntlral de las Asambleas

rh' l)ios o¡r

(lrttn

llretaña durante

rttttt:h<ls añon, [untl(¡ l¿r más antigua

os<:t¡olu

llllllic¡¡

l'c¡rltrcostal del

trtttntltl,

y

ftró rtnrl tlo krs primeros ¡¡t¡utsLrtls trn l¡¡n t'lrt'rtlllx rlol Ilvange

lio ()orrt¡rltrl,o t¡lrrrkxk¡r tlrrl lr¡undo'

El

dijo que el enseñar a la gente a

esperar por el EsPíritu Santo no es

nada más que una combinación de

obras e incredulidad.

Don Gratuito

Nota

algo más

en

Hechos 8:

Pedro

y

Juan no oraron Para que

Dios les diese a los samaritanos el

Espíritu Santo. Oraron para que los

samaritanos recibiesen el Espiritu

Santo.

A menudo oramos' "Señor' salva

a las almas en el culto de esta noche' Sana a los enfermos." Sin embargo, no encontramos donde ellos oraron

de este modo en los Hechos de los

Apóstoles (y nosotros deberíamos

orar de acuerdo con la Palabra).

Yo oro por la gente' Pero no Para

que Dios los salve, Porque El Ya ha

hecho algo para salvarles: Envió a

Su

Hijo

para morir Por nosotros'

Dios ya ha comPrado la salvación

para cada hombre; sin embargo, no

nos hará ningún bien hasta que los

aceptemos. Esa es

la

razón Por la

cuál El nos dijo que ProPagáramos

las Buenas Nuevas.

De acuerdo con las Escrituras,

deberíamos orar Para que la gente

recibiera el don de la vida eterna que se les es ofrecida.

Ni

oro para que Dios sane a la gente, tamPoco. Oro Para que la

gente reciba

la

sanidad que Dios

ofrece.

No oro para que Dios llene a la gente con eI EsPíritu Santo. Oro

como Pedro Y Juan hicieron, Para qlue reciban el don que Dios ofrece'

También nota que el versículo

diecisiete de este pasaje

no

dice,

"Entonces les imponlan las manos y

Dios los llenaba del Espíritu Santo."

Dice, '1

..

y RDCIBIAN el Espíritu

Santo."

Creo que estamos en buena

com-pañía con Pedro y Juan, asi que yo

sigo

el

mismo proceümientoo de

ellos: Impongo las manos sobre las

personas para recibir

el

Espíritu

Santo. Lo hago en fe porque está de

acuerdo con las escrituras. También

lo hago porque tengo un ministerio

en esa línea. Los apóstoles enviaron

a Pedro y a Juan a Samaria porque

éllos tenían

un

ministerio en esa

línea. (Dios nos unge para ministrar

de

acuerdo

con Su

llamado en

nuestras vidas.)

Como un pastor denominacional

hace medio siglo, cuando leÍ el Nuevo

Testamento y el Esplritu de Dios me

iluminó estos verslculos, me

con-vencí de que si yo habla recibido el

mismo

Espíritu

Santo que ellos

recibieron, tendría

la

misma señal

inicial de

hablar en lenguas. No

estaba satisfecho con nada menos.

Texto para Memorizar

"Porque Jttan ciertamente bautizó

con

a,gua,

rnas

uosotros seréis

bautiza.das con el Espíritu Santo

den-tro de no muchos drbs" (Hechos 1:5).

(6)

Lección 2

La

Promesa Y su CumPlimiento

Textos Bíblicos:

Juan 14:16,17; Hechos 2:32'33; Juan 4:13'14; 7:37-39

Verdad

Central:

El Señor ha prometido "rios de agua viva" para saciar

Ia sed esPiritual del hombre'

Nota las Palabras de Jesús' 'Yo

rogaré al Pa.dre, Y os darri otro

Con-solador, pa,ru. que (EL) esté con uoso'

tros

para

siernPre'

"

Cuando recibiÁos

el

EsPíritu

Santo, lo

recibimos a "E1," no a una "cosa"' Hemos oído

a

algunos decir' "Yo recibí el bautismo." Sin embargo'

ellos

no

recibieron

el

bautismo; recibieron el EsPíritu Santo'

Otros dicen, "EstoY lleno del

Bautismo."

No

están llenos del bautismo.

No

están

ni

llenos del

bautismo del EsPíritu Santo, están

llenos del Esplritu Santo, la tercera

Persona de la Trinidad'

El

recibir el EsPlritu Santo es

más que una exPeriencia: Una Per'

sonalidad divina viene

a

vivir

en nosotros

-

a morar en nosotros

-a h-acer Su hogar en nosotros'

No debemos Preocuparnos tanto

con una experiencia exterior que

per-damos

la

realidad de

la

Presencia moradora interiormente del Esplritu

Santo.

Si

hemos sido llenos del

F)oplritu Santo, deberíamos estar

conr¡cientes de Su Presencia cada

ln<¡mento en el que estamos

despier-l.r¡s. No deberlamos tener que mirar

aürás

a

alguna exPeriencia que

[uvimos en cierto altar hace unos uños.

¡El

EsPfritu Santo deberfa llo¡¡ar a ser más real y precioso para

En

los

versículos siguientes

vemos Ia promesa de Jesús del don

del Espíritu

Santo. DesPués en

Hechos Z vemos el cumPlimiento de

aquella promesa.

JUAN 14:16'17

16

Y

yo rogaré al Padre, Y os dará

Otro Coneolador, Para que esté con

vosotros Para siemPre:

17 el EePíritu de verdad, al cual el

mundo ná Puede recibir, Porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le cono'

céia, porque mora con vosotros' Y

eetará en vosotros.

HECHOS 2232,33

32 A este Jesús resueitó Dios, de lo

cual todos nosotros §omo§ testigos'

33 Así que, exaltado por la diestra de

Dios, y habiendo recibido del Padre la

p.o-é"" del Espiritu Santo, ha derra'

inado esto que vosotros veis Y ois'

El

Prometido Consolador

Jesús oró que eI Padre enviara

otro Consolador para que estuviera

para siemPre. DesPués en el Dfa do

hentecostés El derramó al Eepfrit'u

Santo, quien ha estado aqul dotdo

entonceé. Ahora no so Lrata do qurt

el Padre le de a nadio

ol

l')rPlrit'u

Santo. Se trata de que nost¡Lros r¡«'i'

bamos al EsPfritu Santo'

nosotros de cada dla!

La

Promesa es

Para los Creyentes

Nota también que laplenitud del

Espíritu Santo no es para el ¡recador,

es para el creyente. Refiriéndose a la

plenitud del Espíritu Santo, Jesús

üjo,

"el Espíritu de uerdad. al cual

el mundo no puede recibir."

El

mundo puede recibir la vida eterna: "Porque de tal tnanera arnó

Dios al MUNDO, que ha dad.o a su

Hijo unigénito, para que todo aquel

que en él cree, no se pierda, mas

tenga uida eterna" (Juan 3:16). El mundo

no

puede recibir

a

Cristo

como Salvador

-

el mundo puede

ser nacido de nuevo

-

pero alguien

debe de nacer de nuevo antes de

poder recibir la plenitud de Espíritu

Santo.

Para ilustrar esto, Jesús dijo en

Mateo 9:l7, "Ni echan uino nueuo en

odres uíejos; de

otra

manera los

odres

se

rornpen,

y el

uino

se derrama. . . pero echan el uino nueuo

en odres nueuos...." (En aquellos

tiempos el vino se guardaba en odres de piel.)

En las Escrituras, el vino es un

tipo del Espíritu Santo. Jesús estaba

entonces dicicndo que

el

Espiritu

Santo

no

prxllu

scr

«ludo ern Su

plenitud a no s(!r (ll¡() un() hulliera

sido hecho untr rltr('v¡l t:rirtLura. I)tr

otra maneru, ('orn() .losús st'ñ¡rló si

fuera a pontrr vittrt llt¡t'vo t'tt r¡tlrt's

viejos, revent,rrrftrtt. Si l'll llrrsilr¡¡ r'l

Espíritu SanLo t,¡¡ gt'ttt,l t¡ttt, tto l¡¡tl¡l¡t nacido de nurtvo, rttvt'¡¡1,¡¡rl¡t¡¡.

"/I'

modo que si trlgtttttt t'sltl rtt ('¡'itltt,

nueva criatura es . .

."

(2 Cor. 5:17).

Cuando

has sido

hecho uno

nueua criaturo, estds listo para ser

lleno del nueuo uino.

También refiriéndose al Espíritu

Santo Jesús

dijo

en Lucas 1l:13, "Pues

si

vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dddiuas a uuestos

hijos, ¿cuánto mds vuestro Pad.re celestial dani el Espíritu Santo a los que se lo pidan?"

Dios no es

el

Padre de todos. Oímos mucho estos días acerca de la

Paternidad de Dios y de la

Herman-dad de los hombres, y de que Dios

es

eI

Padre de todos nosotros y nosotros todos somos hermanos. Eso no es verdad. Jesús les dijo a los

Fariseos, la secta más extricta de la

religión

judía,

"Tosotros sois de

uuestro padre el

diabb..."

(Juan

8:44). Dios es el Padre solamente de aquellos que han nacido de nuevo. Y para aquellos que han nacido de

nuevo, el Padre tiene para éllos el

don

de

la

plenitud

del

Espíritu

Santo.

Ven

y

Bebe

JUAN 4:13,14

13 Respondió Jesús

y

le dijo:

()ual-quiera que bebiere

de

esta tgua, volverá a tener sed;

l4

mas el que bchiorc dcl ugutt qtt(r v(,

h d¡¡ró, nr¡ l.tndrlr serl jlrn/rx; xino r¡ut'

trl ugrrt (lrt(! .y(, kr tl¡rrl' tr.r/t t'¡¡ {'l t¡nt¡ furnl,r, rlt. rtgutt qttc nrtll,t' ¡rtrrrt vitlrt r.l,orllr.

.ll,AN 7::t7 illl

ll7 l,ln ol ítlllrrro y Irttt¡ rll¡t rk,L¡ ficxl,rt,

.lo¡¡i¡ xr' lnrro or¡ ¡rll v nlzú h¡ vtlz, rllclo¡¡rlo: §l nlgurro I lorto xr.rl, vr.trg¡¡ ¡¡

(7)

ml y bt'bn.

ll8

bl

quc cree en mí, como dice la

ll¡crituia, de su interior correrán ríos

do aguu viva.

li$ tit¡to diio del Espíritu que habian

de recibir los que creyesen en él; pues

aún no había venido el Espíritu Santo'

porque Jesús

no

había sido aún

glorificado.

EI

agua a

la

que se refiere en

ambos pasajes anteriores es un tipo

del Esptitu Santo. Notaque haY dos

experiencias diferentes de las que se habla.

Primero, a la mujer en el Pozo de

Samaria Jesús

dijo,

"sino que el

ague que Yo le daré sera en él una

fienti

d,e agua que salte Para uida

'eterna."

Aquí

Jesús

se

estaba refiriendo

al

EsPíritu Santo en el

acto de la regeneración o saluación'

(EI Espíritu Santo es representado

"o*o

tirru "fuente de agua que

salta

para vida eterna.")

La otra referencia es a "ríos de agua viva," Y habla de Ia Promesa de

ll

plenitud det Espíritu Santo: "de stt'

inierior (su ser

más

Profundo)

correrán ríos d.e agua uiua'"

Jesús nos anima a venir Y beber

v

llenarnos. "¿Pero cómo Puedes

saber cuando estás lleno?" Podría

Dreguntar alguien.

Para

la

res'

p,r"-ttu, miremos en Hechos 2:4:

"Y

'¡unron

tod.os lleruos

del

EsPíritu

Santo,

y

conxenzaron

a

hablar en

otras lenguas, según el Espíritu les

d.aba que hablasen."

Si eres un creYente, es tan sen' cillo como Jesús dijo que lo era' ¡Ven

y bebe, Y sigue bebiendo hasta que ie llenesi Cuando te llenes, empezarás a hablar en otras lenguas' Esta es Ia

señal inicial o la evidencia de que

estás lleno.

Texto Para Memorizar:

". . . S, alguno tiene sed, uenga a mí

y

beba" (Juan 7:37)'

Lección 3

El Espíritu

Santo

-Una Fuente

de Poder Siempre Presente

Textos Bíblicos:

tr Corintios 3:16; 6:19; 2 Corintios 6:16

Verdad

Central:

Todo creyente lleno del Espíritu Santo tiene en su

interior todo el poder que va a necesitar para triunfar

en esta vida.

El Nuevo Testamento nos da tres relaciones que Dios sostiene hacia el

hombre:

(1) Dios

por

nosotros; (2) Dios con nosotros; (3) Dios en nosotros.

El

tener

a

Dios

por

nosotros

garantiza el éxito: "Si Dios es por nosotros, ¿ quién contra nosotros?

"

(Romanos 8:31). Si Dios está a favor

nuestro, la victoria es por contado.

Si Dios es por nosotros

-

y nosotros

sabemos que

El

es por nosotros

-nos volvemos totalmente audazes en

la

vida.

No

importa cuál sea la

dificultad

de

la

situación

-

no

importa la obscuridad de ias nubes

que amenazan en

el

horizonte de

nuestra vida

-

estamos tranquila' mente asegurados

de

que triun'

faremos. No puede haber fracaso si

cl Senór está por nosotros.

También

podemos

tener

la seguridad

de

que

Dios

está co¿

nosotros. No importa cuales sean las

circumstancias, nuestro Señor está

con nosotros. El conocimiento de la

Palabra de Dios en esta línea

cierta-mente debería hacer que nuestros corazones saltaran por ¡{ozo donLrtl

de nosotros

y

sostttnor ¿t ttttttsl,rtln

espíritus en fo y cttnl'i¡r¡¡ztt.

En el Nuovo'llr¡t,ulltonl,rI t t,l¡t'¡tx¡¡

"un mejor pacto, establecido sobre mejores prornesas" (Heb. 8:6). Bajo

el ,pacto del Antiguo Testamento,

Dios era

por

Israel

y

estaba con

Israel, per no estaba e¿ ellos.

Dios es por nosotros y está con

nosotros hoy en día, pero también

tenemos algo mejor: Dios está ¿r¿

nosotros. ¡Dios está en

haciendo

Su

hogar

ez cuerpos! Nuestros Cuerpos Templo de Dios

I

CORINTIOS 3:16 realidad nuestros

16 ¿No sabéis que sois templo de Dios,

y

que el Espíritu de Dios mora en

vosotros?

1 CORINTIOS 6:19

19 ¿O ignorais que vuestro cuerpo oÁ¡

templo del Espíritu Santr¡, el cuol t¡¡l,ó en vosotros, el cual tenéir¡ do l)ion, .y

que no sois vuestros? 2 CORINTIOS 6:16

16 ¿,Y quó tcuor«llr htty rrttl,ro ol l,orn¡rlrr do I)iox .y krx l«klkrx'l l'ort¡ttrt vo¡ol.ron

¡oi¡ r,l l,o¡n¡¡kr rl¡l l)k¡¡ vlvlt,r¡1.t., ¡'o¡rrt¡

l)lor

rlllo: llnhll.nró

y

ttttrlttr/' r,nl,rc olhrr. Y

¡¡ri

ru l)krr, y r,llttx xr,rl¡lr mi ¡ruohkr.

ll

l,UCClO¡¡ nN ACCION: "P"* "d

h@

" (Santiago 1:22),

(8)

Demasiados Pocos de nosotros somos conscientes realmente de que Dios está en nuestros cuerpos' Si los

homllrcs y las mujeres fueran cons-cicnLes de Dios en sus cuerpos, no

hal¡larfan

ni

actuarían como lo

hacen. Algunos cristianos

constan-temente hablan acerca de su falta de

poder; su falta de habilidad' Si se

ái"ru.t cuenta que Dios está en ellos,

¡sabrían que nada les es imposible!

La Biblia dice, "'

..

al que cree todo le es posible" (Marcos 9:23l,'La

razón por la cual todo le es Posible

al que cree es Porque Dios nuestro Padre planeó que el creyente tuviera

a Dios mismo viviendo en él a través

del poder del EsPíritu Santo' Y con

Dios en una

Persona,

nada

es

imposible.

De todas las verdades Poderosas

en conección con nuestra redención, esta es el cenit: DesPués d'e que Dios

Mismo

nos

ha

recreado

Y

hecho

nueuas criaturas

-

nos ha hecho

.Suyas proPias

-

erutonces, El, eru la

I'ttrsona del Espíritu Santo, hace de nuestros cuerPos Su morada'

.Iuan

escribió

en Su

Primera o¡rísLola, "Hiiitos, uosotros sois de

I)ios,

y

los hab<iis uencido: Porque ntuyor es el que está en uosotros, que cl que estti en el mundo" (1 Juan 4:4)'

Ambos, Pablo

Y

Juan,

cs[ún

r.st:ril¡iendo

a

genLe

qutl

no

s(rkr

lr:rllian recibido vi«la eLcrn¡t, sinrl t¡ttr' cntn t:reyentes llenos tltrl l')s¡lf rit'rr

ru¡trcllos en quitlntts cl l')sl¡f ril't¡ S¡rlrl'rr

hullfa venido

u

l)l(,rur

ttt¡ttltllon r¡ttittncs tenian lu soñ¡¡l st¡llrttlt¡¡l't¡r¡tl

o

r,l

Lt'sIim<¡nirl

tle Stl

¡trt'Nt'llt'ttt tttortttlora: el hablur tln tf'r¡tn lttttEt¡tt¡'

.luun dijo, ". . . ,,lr'.y')'' t't

tl

t¡tt"

estd en uosotros, que el que está en

el mund.o." Yo sostengo que todo creyente nacid.o de nuevo y lleno del

Espíritu tiene en su interior, listo para. usarse,

todo

el

Poder que

-pudiera

necesitar para triunfar en la uida.

Cuando Ponemos las escrituras

citadas anteriormente todas juntas'

es bastante claro que a través de la

plenitud

del

EsPíritu

Santo, la

T"r""tu

Persona de la Trinidad

-Dios Mismo

-

mora en el creYente'

El ya no mora más en un Lugar San'

tísimo hecho por hombres. Nuestros

cuerpos han llegado a ser Su templo'

Al

Antiguo Testamento Consumado

En el Antiguo Testamento, bajo el pacto antiguo, la presencia de Dios

se mantenía escondida en el Lugar

Santísimo. Nadie se atrevía a entrar

en

aquel

lugar

excePto

el

Sumo

Sacerdote,

Y él

unicamente con grandes precauciones.

Si

alguien más se aLrevla u entrar, caía muerto'

Flra ntlccsurio que todo varón en

Isrucl st, ¡rrcsontara a sí mismo por

l«r

tlt('tlos una vez

al

año

en

,¡1'¡'¡¡u¡¡l(rtt, Ix)rque

allÍ

era

donde

r,st,rtl¡tt ltt ¡lrtrsoncia de Dios.

l'r,ro jtrs[amente antes de que .lrrní¡s rnuricra en

la

cruz,

El

dijo,

"()orrsunrudo es."

El

no se estaba

lolirir,ttdo al Nuevo Pacto; se refería rrl Ant,iguo Pacto. El Nuevo Pacto no

Ir¡r, r'onsurnado hasta que Cristo ¡rrcr.¡rtli(l

a Io

alto

y

entró en el

cr,h,st,iul Lugar Santísimo con Su

¡rlr»¡liir sangre para obtener eterna

l'r,rlr'¡rción

para

nosotros, como

declara Hebreos. Entonces

y

sólo

entonces fué el Nuevo Pacto

con-sumado,

Cuando Jesús, en el monte

Cal-vario dijo,

"Consumado

es,"

la Biblia nos dice que el velo que

sepa-raba

el

Lugar

Santísimo

en

el

Templo se rasgó en dos de arriba

abajo.

Josefo, el historiador judío, nos

dice que ese

velo

o

cortina

era

cuarenta pies de longitud, veinte

pies de altitud, y cuatro pulgadas de

grosor. Dios envió a Su mensajero abajo para que rasgara aquel velo en

dos de arriba abajo, significando que

el Antiguo Pacto estaba consumado.

La

presencia de Dios,

la

cual había estado contenida en el Lugar Santísimo, dejó aquella estructura

hecha por hombres. El nunca más ha

morado en

un

edificio hecho por

hombres.

Cuando llamamos a un edificio

"la casa de Dios," en parte estamos

en lo cierto, y en parte equivocados, depende de a qué nos referimos. Si nos referimos a que el edificio es la casa de Dios porque Dios vive y

mora allí, estamos equivocados. .El

no mora en un edificío.

Si nos referimos a que es la casa

de Dios

y

es sagrada porque está

edificada en el Nombre de Jesús y

está dedicada al servi«:io rkrl Scñor,

entonces estam<¡s on l«l t'<lrrr,«'t,o -- (!!i

una casa de Dios. Sin ontllurgr¡, l)ion

no mora en un eidifit:ir¡ lttx'lro ¡tor

manos; El vive

y

rnonr on nt¡¡ol,ro¡

a

través

del

podcr

rk'l

l,ln¡rlril,u Santo.

Juan dijo, ". .

.

nutyttr

.'i

.'l (lu(

esta en uosotros. . .

"

Mirando otra

vez en Juan 14:16 (lo cual estudiamos

en nuestra ütima lección), Jesús dijo,

"Y yo rogaré al Padre, y os dara otro

Consolador, para que esté con

uoso-tros para. siempre. " Y al final del

ver-sículo diecisiete,

"(El)

estará en

uosotros. " Esto es lo que Juan

tam-bién está diciendo. al escribir a los

creyentes nacidos de nuevo y llenos

del Espíritu: "Mayor es el que estui en

uosotros, que el que estd en el

mun-do. " ¿Quién es "el que está en el mun-do"? Satanás, el dios de este mündo.

Pero Aquel que está en

ti

es

mayor. Si fueramos conscientes del

Mayor en nosotros, no temeríamos al

diablo, porque el que está en nosotros

es mayor que el que está en el mundo. Si estamos conscientes de Aquel

que es Mayor que mora en nosotros

y creemos lo que la Palabra de Dios dice sobre Su presencia, no importa

a qué o a quién nos enfrentemos, no

tendremos ningún temor. Tenemos

la Fuente de todo poder morando en

nosotros.

Así como el Espiritu Santo mora

en nosotros, de acuerdo con la

pro-mesa de Cristo, andaremos en el

poder del Espíritu Santo. No tenemos

que ser derrotados por las

circun-stancias de la vida. Podemos

levan-tarnos

por

onr:ima

dc

nuestras

limit.ur:ionos flsicus

a

Lravés del ¡r«xkrr rlo Su l,)splritu.

'l'oxto Para Memorizar:

",

..

rtayor es el que estd en

uoso-Iros, que el que está en el mundo"

(lJuan

4:4).

LA LECCION flN AOOION: "l'ontrlhuwlorusLletnPalabru,ymtmsolnmenteoilnrus..."(Smtiago l:22).

(9)

Lección 4

La

Evidencia

de

la

Morada

Interior

del

Espíritu

Santo

Textos

Bíblicos:

Hechos 10:44'46; 11:15-18; 19: 1-6

Verdad Central: El

hablar en Lenguas es la evidencia física de una

exPeriencia esPiritual'

llevado el evangelio a los gentiles, lo

criticaron

grandemente diciendo, ". . . ¿Por qué has entrada en casa de hombres incircuncisos, y has comido con ellas?" (Hechos 11:3).

Entonces Pedro

les

contó en

detalle la visión que el Señor le había

dado, amonestándole,

"...

Lo

que Dios limpió, no lo llames tú común"

(v.

9).

Pedro entonces Presentó evidencia comprobando que Ia salva' ción de los gentiles era genuina y por lo tanto debería ser aceptada por los

hermanos judios.

HECHOS l1:15-18

15 Y cuando comencé a hablar, caYó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al PrinciPio.

16 Entonces me acordé de lo ücho Por

el

Señor, cuando dijo: Juan

eierta-mente bautizó en agua' mas vosotros

seréis bautizados con

el

EsPíritu

Santo.

17 Si Dios, pues, les concedió también

el

mismo don que

a

nosotros que

hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios?

18 Entonces, oídas estas cosas'

callaron, y glorificaron a Dios, diciendo:

¡De manera que también a los gentiles

ha dado Dios arePentimiento Para

üda!

En Hechos 10, vemos un ejemPlo de la manifestación de las lenguas siendo la prueba convincente de que

los

creyentes habían recibido el

Espíritu Santo.

HECHOS 10:44'46

44 Mientras aún hablaba Pedro estas

palabras, el Espíritu Santo cayó sobre

l,odos los que oian el discurso.

,ll-r Y los fieles dc la circuncisión que

hahlun venido et¡n Pedro se quedaron

¡rl,(rnitos de que también sobre los

gen-l,itor¡ m. dtrrama¡¡tr cl don del Ecplritu Stnto.

4(i l'orquo l«¡x tfan que hablaban en Icnguux, .y que magnificaban a Dios'

l)trspuós de lu dramáüica visión

rkr l'odro dol lienzo lleno de toda

r¡l¡¡noru dc animales inmundos des-condiond<¡ del cielo, fue enviado a la

crrst¡ do Cornelio, un gentil, para pro-cl¡r¡¡tur la salvación de Dios a través rkr,lrrsucrisLo.

Al

hublar Pedro a Cornelio Y a

l,rxllr ru cusa con respecto a Ia remi'

nl/xr ¡kr ¡rrrcados a través de la sangre

rhr,tr,¡rti¡r,

ol

Espfritu Santo

se rk,r r'rrnr(r o¡r t,ttdtls ellos y hablaron en

ol nrr lrrr¡*ttt¡s.

('rrr¡¡¡tkr kls ht¡rmanos judfos en

,lr,lrranl(,1¡ ()y(rron que Pedro había

Observa que

fue

el

hablar en

lenguas lo que finalmente convenció

al grupo que acompañó a Pedro a la

casa de Cornelio (asl como a los

cris-tianos en Jerusalén) de que estos

gentiles hablan recibido el don de la

salvación.

También es interesante notar que

recibieron la salvación y el bautismo

del Espiritu Santo

casi

simultáneamente. (Cuando una

per-sona se salva al principio, ése es el

mejor tiempo para que sea llena del

Espíritu

Santo.) Nadie

habla

impuesto las manos en esos gentiles.

Todos habían recibido el Esplritu

Santo al mismo tiempo. Ninguno se

quedó sin recibir.

Aquí nuevamente no vemos

nin-guna sugerencia de que esperasen y

l:sperasen

para ser llenos

del

F)spíritu Santo.

El

Espíritu Santo l)erramado en Efeso llllCHOS 19:1-6

I

Aconteció que entre

tanto

que

Apolos estaba

en

Corinto, Pablo,

«lespués

de

recorrer

las

regiones

nuperiores, vino a Efeso, y hallando a

ciertoe discípulos,

2

lerr dijo: ¿Recibisteis el Espiritu

S¡rnto eunndo crel¡tei¡¡?

Y

ellos le

«lijororr: Nl xlquir,nr homo¡¡ oldo si hay

l )¡plrltr¡ S¡rnl,r¡.

il

!lnl,ontor

rlllo:

¿,1,)rr t¡rró, ¡rur.r, fr¡lxtrrl¡ llnt¡ller¡rlr¡x'l l,llh¡r rlllorr¡n: lln

r.l br¡ul,l¡nrr¡ lh. .lunll,

,l

l)lJo

Itnbkr: .l¡tem brml lr,Ó r'r¡n lrnutl¡nrrl rlo nrrr¡lonl lntln¡l o, rllcl¡,¡lrft ¡

rrl puobkr rlrro r!r$yG¡oat rtn nr¡ttol r¡rro

vrndrlu drtr¡lrtór rlo ol, e¡lr o¡, trrt Jo¡ll¡ r.l ()rl¡t,o.

5

Cuando

oyeron esto,

fueron

bautizadoe en el nombre del Señor

Jesús.

6

Y habiéndolea impuesto Pablo las

manos,

üno

sobre elloe el Espiritu

Santo; y hablaban s¡ lsnguas, y pro-fetizaban.

Aqul vemos otro ejemplo de los

gentiles recibiendo la plenitud del

Esplritu Santo. Estos hombres eran

todos

nuevos convertidos

que

habían seguido a Juan el Bautista.

Habían oldo

a

Juan predicar del

Prometido

que

vendría. Habian

creído el mensaje de Juan, y habfan sido bautizados por él en el Nombre

del Padre. Sin embargo, ya que las

noticias

no

viajaban

tan

rápida-mente como ahora, aún no hablan

oido

que

el

Prometido

ya

había venido.

Entonces Pablo vino

y

les dijo

que

Jesús,

el

Prometido, había

venido, habia muerto en

la

crrrz, y

había resucitado;

y

ahora debían

creer

en

El.

Pablo entonces los

bautizó

en

el

Nombre

del

Señor Jesús.

Pero no se paró ahí. El también

quería que fueran llenos del Espíritu

Santo. Cuando les impuso las manos, ". .

.

uino sobre ellos

el

Espíritu

Santo; y hablaban en lenguas, y

pro-fetízaban" (v. 61.

¡Sin

excepción,

todos

estos

nuevos convertidos recibieron el

l,)spfritu Santo cuando Pablo les

irrr¡ltrso l¡¡s manos! De nuevo, no

vrrrno¡ ningtrnu strgerencia de que

Iuvir,u¡l¡ (llur (rr.l)rlrr¡r

trn

üit-.rnpo

rurl¡n rkt r¡r'illir.

( llrn¡t vlr I.rrrr¡lril'lr

tlltt

"ltrtltltlxtn

(10)

veces la gente recibe una bendición

espiritual adicional, en adición a las

lenguas, cuando

son llenos

del Espfritu, pero las lenguas siemPre

van primero. (La escritura no dijo

que

profetizabat

Y

hablaban en

lenguas;

dice que

hablaron

en

lenguas

primero

Y

luego

Profe-tizaban.) Yo he visto a quienes han

hablado en lenguas Y Profetizado cuando recibieron eI Espíritu Santo'

También he

visto a

quienes han

hablado en lenguas e interPretado

cuando recibieron eI EspÍritu Santo'

Deberlamos

esperar

hablar

en

lenguas. Si algo más es añadido, bien

y bueno.

Cuando Yo recibf el bautismo del

Espiritu Santo, recibí

un

don del F)spiritu también, aunque en aquel

cnLonces no me dl cuenta. Sabía que

hublu recibido el Espfritu Santo por-t¡uc hublé en ot,ras lenguas, Pero si ho «lo scr pcrfct:[umcnbe sincero, me sont,f ttn ¡xrco «krsilusionado. llabiendo ol«l«l u ulgttntts crcycntes relaLar sus cx¡rorittncitts tlc scr llenos del Espfritu

Srtnt,«r, y«t cst,ttllu preparado para

t,trtror t:uulquicr clase de experiencia

¡rlrrut¡rud«rru y bulliciosa, pero no fué ¡¡sl.

l)cspués de haber recibido, me rli.it,rr rrri mismo, Todo lo que hice fué

Iutltlttr t'n lenguas.

Me

he sentido

n¡ttclt ¡¡tus bendecido muchas ueces

,'ott stiltt orur,

l'r'r«r

el

bautismo del EsPíritu

S¡url,r¡ ¡tt» os sólo el recibir una

ben-rlici/¡rr: es ¡rlucho más. Yo conocía la Itil»lirr, rrsf t¡utl dije, no me importa ltt tlttt' sit'ttlt¡ tt ltt t¡ttt' ntt siento' Yo ,tt\ tlttt' ht nt'il»itltt tl lls¡iriltt Santo Ittt, ¡lttt' lt,' l¡ttl¡lutltt ttt t¡l nts lcttguus'

Tengo la evid.encia bíblica

Continué alabando a Dios de esta manera durante unos tres días. Más

tarde me di cuenta de que al mismo

tiempo de haber recibido eI Esplritu

Santo

y

haber hablado en lenguas,

había recibido otro don del Espíritu

-la pa-labra de ciencia.

La

Puerta a los Dones Espirituales

Como hemos visto, el hablar en

lenguas es la señal o evidencia inicial

sobienatural de la morada interior del

Espíritu

Santo.

El

hablar en

Ienguas es

la

Puerta a espirituales.

He

comProbado en

los dones

mi

propia vida que mientras más oro Y adoro

a Dios en lenguas, más

manifesta-ciones tengo de los otros dones del

Espíritu. Mientras menos oro en

lenguas, menos manifestaciones tengo.

El hablar en lenguas es la Puerta

para el resto de los dones

esPiri-tuales. Algunos sólo están

intere-sados en los otros dones del Espíritu,

pero tenemos que

ir

a través de la

"puerta" para llegar allí.

La Biblia nos enseña a desear los

dones espirituales (1 Cor.

l4:ll,

Y a

procurar los mejores dones (1 Cor'

12:31). ¡Pero recuerda

que

esas

palabras fueron escritas a quienes ya

habtaban

en

lenguast

No

fueron

escritas a aquellos que no hablaban

en lenguas.

En

la

iglesia de Corinto había abundancia de hablar en lenguas' De hecho, parecía que cuando iban a la iglesia, ¡todos querían hablar en

k,nguas al mismo tiempo! Esto no

ulifica, así que Pablo les

dijo

que

nólo dos

o

tres debían hablar en

¡lilllico, y otro debía interpretar. Y ri cl intérprete no estaba presente,

r¡rrc debían mantener silencio en la

l¡¡lrrsia (1 Cor. 14:27,28).

I)ablo no les dijo que tenían lo Ir¡r'orrecto. Tenían lo correcto, pero

¡'¡rl,uban tan emocionados

y

exube-rrrnLes que todos querían hacerlo a

lrr

rnisma

vez.

Si

todos

están

nlrrbundo a Dios, está bien que todos

nlrrbcn a Dios en lenguas a la misma

vr,r,. I)ero no estaría bien si todos

lrrrlrlusen en lenguas a la vez

mien-I r rrs alguien

tratara

de predicar.

'l'rrr¡rbién no estaría bien si algrrien

¡urr,¡\ara en otras lenguas durante

ur¡¡r h«lra sin ninguna interpretación. l,ll r¡rrc habla sería edificado, pero el

ty¡lrt,c no recibiría nada de ello.

( lorno dijo Pablo, es mejor hablar

rlurs l)ocas palabras con nuestro

¡rrlr,¡rrlirniento para poder enseñar a

ll r orr r¡uo hablar diez mil palabras en h'rrHrr¡rs u no ser que haya una

inter-¡rr r,l rrci(rn.

Algunos,

sin

embargo, han

, rr,¡rrlo una montaña de una simple

lo¡rincru. Dicen que Pablo les estaba

rltr'ilrrrlo

a

los

corintios

que

no l¡¡rlrllrrl¡n cn len¡{uas nunca. Esta no

hubiera podido ser su intención, sin

embargo, porque él habla acabado de decv, "Doy gracias a Díos que habla

en lenguas más que todos uosotros;

pero en

lo

iglesia prefiero hablar

cinco

palabras

con

mi

entendi-miento,

para

enseñar también a otros

..

.

"

(1 Cor. 14:18,19).

Cierta-mente sería

mejor para

él

que

enfrente de la congregación hablara

üez palabras en su propio idioma para que le pudieran entender, que

hablar diez mil palabras en lenguas

sin ser interpretadas.

Pero

para

corregir

un

error,

Pablo no sugirió que cometiéramos

otro

al

abandonar

el

hablar

en lenguas por completo. Por contrario,

se

nos dice que procuremos los

mejores dones.

Al

hacer esto y entrar en una vida cristiana más

poderosa

y

eficaz, iremos

por

la puerta del bautismo del Espíritu Santo

para recibir

los

gloriosos

dones espirituales

que

Dios

ha

prometido a aquellos que creen en Su

Palabra.

Texto Para Memoúzar:

"Porque los oían que hablaban en

lenguas, y que m.agnificaban a Dios"

(Hechos 10:46).

*

#

'rt

s

l,A Ll,:( :( '¡( )N l,lN A( l( )l( )N: "/r,r¡, r¡r/ ,fr¿ttlr,n,s h h I'aüiltry y no tan solamente oidnres. . . " (Santiago 1:22).

(11)

¿Es

Necesario

Hablar

en Lenguas?

Textos

Biblicos:

1 Corintios 13:8-12; 12:8'10'27'30

Verdad

El

ser lleno del EsPíritu Santo

significa

más que

simPlemente

habtar en lenguas, Pero las lenguas

son una parte integral e importante

de recibñ el EsPlritu Santo' Pablo dijo,

'Doy

gracias a Dios que hablo en lenguas. . .

"

(1 Cor. 14:18)'

¿Eran las Lenguas Sólo Para Aquel Entonces?

Hay quienes dicen, "Las lenguas ya han pasado, Porque la Biblia dice

quo las lenguas han cesado'" Veamos

t

l

pusajc

de

escritura usado en

conocción con esbe argumento'

I

CORINTIOS 13:8'12

ll

El amor nunca deja de ser; Pero las

profeclas se acabarán, y cesarán las

i"r,g.tu", y la ciencia acabará'

9

Porque en Parte conocemo§' Y en

parte profetizamo§;

iO rnu" cuando venga

lo

Perfecto'

entonces lo que es en parte se acabará'

I

I

Cuando yo era niño, hablaba como

niño, ptnnaba como niño; mas cuando .yn fui hr¡mbrc, dcjé lo que era de niño' 12 Ahorn vt¡rrl()H p«rr espejo, o§cura'

t¡ronkr; n¡l¡¡ onl.t¡nt'tln veremos cara a

r.r¡rn. Altt¡ln .'t¡rl(rr('ll cn parte; pero rrltlt¡¡tr'arx t'r¡llt¡t'orJr t'o¡nt¡ fr¡i concocido' Ar¡ttt,lkrx (ltllr l'lol!ll t¡trc ltrs len'

Lección 5

que ahora tenemos la Biblia en

forma

comPleta,

Ya

no

necesidad

de

los

dones

naturales. Desdeluego, la Biblia perfecta, Pero nuestro

de la Palabra de Dios es

Por lo tanto, aun "vemos Por

oscuramente." Esta escritura

que

cuando

venga

lo

Perf

veremos cara a cara' y no por

oscuramente.

Ya

que es

evidente

de

que aún vemos espejo oscuramente, también obvio que aquello que es aún no ha venido.

acerca de que Ia ciencia ha La ciencia (o el entendimiento) no guas ya pasaron ücen que la B és "aquello que es Perfecto"

-

Y

desaparecido. Las Profecías no

fallado. Y las lenguas no han ces

lrnlrla "secretos

divinos" en

el l,ln¡rfri[u. Cuando lleguemos al Cielo,

rlo habrá más misterios o secretos,

anl que no será necesario hablar en k'¡¡,{uus. Mientras estemos en este

lnrkr

del

Cielo,

sin

embargo, las lorrguas no cesarán.

¿1,)x Necesario que Todos

ll¡rblen en Lenguas?

l,rre¿¡o hay quienes profesan creer

urr lrrs lenguas, pero no creen que los

h'rrl,Írr¡rs son necesariamente para

llrk¡s los cristianos. Usan el argu'

rr¡r,ul,o de Primera de Corintios 12:30:

"

¿ltu,blan todos lenguas?" Sin r'rrrlr¡u'¡¡o,

uno

podría

tomar

una ¡rrrrtr,<le un versículo o incluso un

r'¡,r rrlcr¡lo completo de escritura fuera rL, rrr t:ontexto

y

comprobar

cual-r¡rr,r ('()sa. Debemos leer el pasaje

llrl(,r'(, para entender

lo

que

real-rrrr,r ¡l.r' significa.

I ( '( )lt I NTIOS 12:27-30

l'l

Vonolros, pues, sois el cuerpo de

l'rlxl,¡¡, .y miembros cada uno en par'

I L'r¡ L¡r.

ilH Y ¡r uno6 puso Dios en la iglesia,

¡rrlrrrorrmente apóstoles, luego

pro-fnlr¡x, k¡ tercero maestros, luego los

r¡rro trl<x-'n miagros, después los que ¡nl¡r¡¡¡,.k¡n que ayudan, los que admin' l¡lr¡¡n, krx r¡uo tienen don de lenguas.

lll

¿.§on l.orkrx tr¡rónüoles? ¿son todos

pnrfol.nx? ¿l.rxkrx mtttt¡tros? ¿hacen

lrxkrx mllrtgror?

ill) ¿.'l'ionon lt¡tkrr ¡lo¡¡r.¡r dr, sanidad? ¡,lrnhlnn l,od¡r¡ r,t¡ ktngttrlrl'l ¿,inter' ¡irol.rtn todor'l

l,ln el vor¡lct¡kr voit¡l,irx'lto l)l¡l¡lo

rr¡1,/r hublantl(, n('trr('lr d¡ htx thmts tlel

ministerio que Dios ha puesto en la

Iglesia. "Apóstoles" no es un don

espiritual, sino un ofici<¡, o un don

ministerial. "Profetas" no es un don

espiritual, sinoun don del minis[orio.

De la misma manera, "maestros" no

es

un

don espiritual, sino un don

ministerial para ministrar al Cuerpo de Cristo.

En la primera parte de este

capf-tulo, Pablo da una lista de los dones espirituales.

I

CORINTIOS 12:8'10

8

Porque

a

éste es dada

por

el

Espiritu palabra de sabiduría; a otro,

palabra de ciencia según el mismo Espíritu;

9

a otro, fe por eI mismo Espíritu; y

a

otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.

l0

A

otro, el haeer milagros; a otro,

discernimiento de espiritus;

a

otro,

diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. . . .

Es verdad en realidad que los dones del Espíritu pueden ser

mani-festados

a

través

de

hombres Y

mujeres laicos, porque Pablo dijo,

"...

a CADA

UNO le es dada la

manifestación del Espírítu para pto'

uecho" (1 Cor. 12:7).

También hay aquellos en el

rzi-nisterio que están equipados con los

dones del Espíritu. No les llamamos a estas personas "dones espirituales."

Como Pablo dice aquí,

Dios

ha

puesto ministerios

-

cinco dones

ministeriales

-

en Ia Iglesia.

Al escribir a la Iglesia en Efeso,

Pablo enumera estos dones. El diio

que cuando Jesús ascendió a lo alto'

"El

mismo

constituyó

u

t¿rt(r:t,

*i {i,

§'

Uno de estos días, Por las lenguas si cesarán. En el cielo

habrá necesidad

de las

len

Pablo dijo, "Porqlte el que habla lenguas no habla a los hombres,

a

Dios;

pues

nadie le

aunque por el EsPíritu habla toriis .. . " (t Cot. 14:2). En la

tr

ción de la Biblia de James M

él dice que el que habla en

(12)

aptistoles; a otros, profetas; Q' otros,

euangelistas;

a

otros, Pastores Y

maestros" (Efesios 4:11).

Cuando Pablo escribió a los

corin-tios acerca de estos dones ministe'

riales, observamos que el ministerio

del evangelista Y del Pastor no son

mencionados (1 Cor. 12:281. Ya que

el pastor es la cabeza de la iglesia, su don ministerial está incluido en el

oficio de administración.

El

hacer

milagros

y

los dones de sanidades

están incluidos

en

el

oficio

del evangelista.

Felipe es un tiPo del evangelista

del

Nuevo Testamento. Leemos

acerca

de

él:

"Entonces FeliPe,

descendienda a la ciudo.d de Samaria'

les predicaba

a

Cristo. Y la gente unanime, e scuchaba atentamente las

cosa.s que decía FeliPe, oYendo Y

uiendo las señales que hacía. Porque

de

muchos

que

tenían esPíritus

inmundos,

salían éstos

dando

grandes uoces; y muchos Paraüticos

y cojos eran sanados" (Hechos 8:5-7).

Más tarde, FeliPe es llamado un evangelista.

Si una persona es un evangelista del Nuevo Testamento, está equipada

con tales dones sobrenaturales como

el

hacer milagros

o

los dones de

sanidades. Se necesitan estos dones

para constituir este oficio. Muchas

veces llamamos a algunos evanSo'

listas, cuando lo que son en realidad

es exhortadores. (Pablo habla do

exhortadores en el libro de ll,<lmanos.)

Aquellos que exhor[an a los

Ptlca-dores para que sean salvos

-

Pero

no tienen la oPeración de los dones

de sanidades o mila¡¡ros o lo sohre

natural en

sus

vidas

*-

no

son

evangelistas, sino exhortadores.

Como hemos señalado, Pablo

está refiriéndose al don ministerld

de

diuersidades

de

lenguas oÁ

Primera de Corintios 12:29,30. No ¡0

está

refiriendo

a

ser

llenos dd Espíritu Santo y hablar en lenguaü

El dice, "¿Son tod'os apóstoles? lNo,f

¿Son todos profetas? (No.) ¿¿odol

nxaestros?

(No.)

¿hacen todo'ú

nrilagros? lNo.l ¿Tienen todos donea

de sanidades?" (No.)

palabra de ciencia. . . " (1 Cor. 12:8).

Esto se

refiere

a

los

dones

cspirituales: la palabra de sabiduría

y la palabra de ciencia

Pero

en

mi

ignorancia dije,

"'fenemos sabiduría y ciencia. Unos pocos de esos pentecostales puede

que tengan aquel pequeño don

men-cionado

al final

de

la

lista

-

las

k:nguas

-

pero eso no es muy

impor-l,ante. Nosotros no lo necesitamos."

Para

mi

profundo

asombro, el

Esplritu de Dios empezó a mostrarme

en Su Palabra que yo necesitaba ser

lleno del

Esplritu,

¡y

que cuando

fuera lleno, hablarla en lenguas!

Texto Para Memorizar:

"Y fueron todos llenos del Espíritu Santo,

y

cornenzaron

a

hablar en

lenguas, según el Espíritu les daba

que hablasen

"

(Hechos 2:4).

Luego pregunta, " ¿ Hablan I,ALECCIONENACCION: "Percseilhmerloresd¿tnPalabrn,ynntansohmenteoidares..."(Santiagol:22).

lenguas? ¿interPretan todos?"

acuerdo con lo que se está

nando aquí, Ia respuesta es no. N

está hablando de gente siendo

del Espíritu Santo Y hablando lenguas. Está hablando acerca de I

lenguas para ministración en u

asamblea pública con

¡Todos no lo hacen!

¿Son las Lenguas Realmente

Importantes?

Muchos

creYentes

han

si robados de las bendiciones que

tenía dispuestas para ellos Porq creen que el hablar en lenguas no es

para todos, o que el hablar en len'

guas es uno de los menores dones.

]

Temprano en mi andar cristianot

antes de darme cuenta de que no

tenla ningún don esPiritual,

recordar el decir, "¡Tenemos sabi

duría

y

ciencia (o conocimiento), esos son dones maYores!"

Lo que no sabia es que Pablo se está refiriendo a

la

sabiduria

ciencia intelectuales. La

dice, "Porque a. este es dado Por Espíritu palabra d.e sabid.uría; a

(13)

Lección 6

¿Qué

Propósito Sirven las

Lenguas?

Textos Bíblicos:

1 Corintios l4.2,4,13i Galatas

5:22,23

¡r

Verdad

Central:

El

hablar en lenguas es un medio sobrenatural

p{

edificarnos a nosotros mismos espiritualmente a travrf

de la comunicación con

Dios-

q

.A.l escribir a la iglesia en Corinto,

Pablo fuertemente recomienda a los

creyentes a que hablen en lenguas en sus propias vidas privadas de ora'

ción,

y

les da varias razones Para hacerlo:

1 CORINTIOS 14:2,4,13

2

Forque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; Pues

nadie

le

entiende, aunque Por el

Espíritu habla misterios. . . .

4

El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifiea; pero el que profe-tiza, edifica a la iglesia....

li]

Por lo cual, el que habla cn lt'trgtrrt extraña, pida en <¡racirin ¡x»tlt'r int.r'r-pretarla.

La palultrrr "t'xt,t'ttl)¡t" r't¡ ltt l,rrr-ducción ingkrsrt K itl¡4'l lrrrl's lll,l¡l ('('(r

en le[ra

l¡us[rrrtlill¡r. (lttltttrlo ttltlr

palabra en

lu

llil¡lirr ¡r¡¡1,/¡ ¡r¡¡ l¡tl,¡'¡¡

bastardilla, «¡uitlro

tltr'ir t¡ttl

t'ntt

palabra no ocurr(i olt l¡tx rtr¡t'l ilt¡t'¡tn

originales;

fu(r

trñrrrlirlrr

¡xrr

lr¡x

traductoros ¡rurrr r'lrrrilir'ttt' rtl niHl¡i ficado. En ciort,rl attttl.itkr l¡o ltttv l,ltl cosa como u¡¡tt lttltgtttt "r'xl,t¡t11tt "

Los traduct«rrttH tltt llt vrtri/rtt ll¡i¡t¡r

Valera uñudiorr»r lu ¡lrrlnlrt rr "rtxlrllllll"

para que kls loct,rlrrtr xtt¡rlltrttlt t¡tto ltt

lengua eru "oxt,rttllt¡" ¡rtll'll

ll

rlt¡r'

*

estaba hablando: Nunca

la

habli

aprendido

-

le fué imPartida

naturalmente. No es extraña

eran extrañas a mi, las cuáles

aprendí, como el hebreo y el chi

embargo,

si

fueras

a

Pedi

ahora que hablara esos len

lx,r() no para otros), puede i

lk'vrrr ir alguien a la salvación,

('rist«l r.ri en el Nuevo Tes

¡rt,cntlió uno de mis servicios. Al

¡ll

rni sermón, hablé en lenguac

int,crpreté. El se me acercó más

(luando

le dije

que

yo

no

h¿rlllar ese idioma, se asombró Y

todo el mundo, y ciertamente no

extraña para Dios.

Por ejemplo, yo he hablado

tantes diferentes lenguas que

Gente presente, que conocían

idioma, entendieron lo que dije.

¡.yo no sería capaz de decir ni ¡lirlabra !

I)c hccho, el impacto de habla¡

lcrrguas exLrañas (extrañas para

r.rr cicrLa situación en

la

que

or¡r'o¡tLré.

como la Biblia declara en Primera de

(lr¡rintios l4:.L3: "Por lo cual, el que

hubla en lengua extraña" pida en

ora-c i ó n poder interpretarln.

"

Cuando el contestó que no

acep-l,¡rba el Nuevo Testamento, le dije,

"llueno, tu conoces tu Antiguo

Tes-lrrrnento,

los

profeüas

de

Dios

osl,¿ban ungidos

por

el

Espíritu

S¡rnüo. Vemos una palabra de

sabi-rlr¡rfa dada a uno, y una palabra de lir,ncia dada a otro. Vemos el discer-rrirniento de espíritus y el don de fe

lrpecial en acción. También vemos

rlrxrs de sanidades, el hacer milagros,

v

¡rrofecía.

Este era

el

mismo

l,ll¡rfritu

Santo

en

manifestación,

nr¡n(lue nadie hablaba con el don de

L,rrguas

ni

interpretaba en aquella

rLn¡rcnsación. Las lenguas e interpre

I nr'i/rn son características de esta

rltH¡lcnsación.

l,)l hombre juüo quería ver por sí

rrri¡r¡ro estos dones del Antiguo

Tes-InrrronLo registrados en

el

Nuevo

'li'nt,rrrnento, así que abrí mi Biblia

y ¡r' k¡s leí. Y le impresionó tanto el vrrl r,sLe don de lenguas e interpreta-rll¡rr «krmostrados, y luego verlos en lr¡ llil¡lia, que prometió volver a las

r ¡r¡nir¡nes. Querfa aprender más

{('r,r(:¡t del Nuevo l'estamonto

y

de

,lrtxris ol Moeias.

Algunoa cr(t(tn qtt(t [rxl¡r ol h¡¡l¡lur orr lon¡¡utr o¡ orr¡r'ió¡r v r¡rrrr nr¡rurlkrr r¡rto httblttlt o¡¡ lrr¡¡¡¡un¡ ¡l¡k¡ r'¡1,/r¡¡ ut't¡tttlo niolnpro. ( ll'ool¡ rlttrt ln

l¡¡l,or-ln'¡[ución o¡ ¡élo tttrn ¡rnllirln. l¡rrro

¡r¡l,o fué ol don rlo lorrgrrnr o lrrl,ot'

¡rnrl,aclon on l¡rerrlfo¡l,a¡.1ólr Hl yo lrul¡iora oat,adr¡ rlrnrrrkl, o¡l,o lu¡n¡bl'o lrrrllo habrla rallklo llu6 yo o¡1,¡lra

o¡'nndo porquo ól ¡nhla e¡o kllot¡ra

Sin embargo, yo no estaba orando.

Estaba dirigiéndome a la

congrega-ción a través de la demostración del

don de lenguas con la interpretación.

Las Lenguas Para Edificación

Así que vemos que no todas las

lenguas

son

para

oración. Pero

cuando el creyente que es lleno del

Espíritu Santo habla en lenguas en su propia vida privada de oración, esta lengua le es dada para usarla en adoración a Dios:

"El

que habla en

lengua extraña,

a

mismo se

edifica...

."

La

palabra "edifica" significa edificarse a sí mismo. Los

escolares griegos

nos

dicen que tenemos una palabra en nuestro

ver-náculo moderno

lo

cual está más cerca de su significado original que la palabra "edificar." Esa palabra es

"recargar." Usamos esa palabra

"recargar"

en

conneción

con

el recargue de una batería. Una traduc-ción más literal sería, "El que habla

en lengua extraña,

a

sí mismo se

edifica, recarga como a una bateúa." Este maravilloso, sobrenatural medio de edificación espiritual no es para sólo unos pocos de sus hijos: es

para cada uno de ellos. Tambi(rn

obsorva quo os[o "rucargrlrso" «l

"trlificurr«r" tt ¡rl t¡ris¡no no o¡ ni

lnon-l,¡¡l

ni

flninr

rxlifir.l¡l'ióll,

l,l¡

unr¡

rxlil'k'ncil¡rr rrx¡rirll,rrrrl. Pulllo rli.jo,

"l\tx¡ttu tti ottt t¡tt langtttt t,.tlnttlt\ ¡ni

oxplriluont

"1¡

(lor.

l4:14). l,u

llllrlln

Arrr¡rlll'k'nrln nñnrlrr,

".

,

.

rni

or¡rlrll,rt (¡xlr ol ltir¡llrll,rr Slurl,o on rnl)

r)t'8, lnro ltú manlo ctxlú titt

pnxluc-llt,ltlli¡l "

Arl

t¡rro rrl

lrnllllr

on

lott¡unr l¡o o¡ orlll'k'ncl/»¡ llxrnt,ut; on

ortlré.

t

I ln hombre jud,io, que no crela

{

.y rlijo, "Le he oído hablar en

r,sl,a noche

y

luego trad

gunLó cómo podía ser eso. Le r¡ué que estaba hablando en Icnguas e interpretando las

Figure

Updating...

References

Updating...

Related subjects :